Marcel Duchamp

Del arte y sus inusitadas fuentes de inspiración


Una vez a principios del siglo XX, rebasada la medianoche en la ciudad de París, un joven artista deambulaba errático y ansioso por la calle. Tenía unas terribles ganas de orinar y no estimaba llegar indemne a su apartamento. Pero entonces […seguir leyendo…].

Esta entrada fue publicada el 14 de noviembre de 2011 a las 11:38 am por el autor, cuenta hasta ahora con 2 comentarios, fue clasificada dentro de las categorías Lentes tridimensionales para cíclopes tuertos, Microficción, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , .