Entretenido y curioso juego lógico para sacudirse fanáticos religiosos de encima


De la serie Lentes tridimensionales para cíclopes tuertos

Alguna vez, en un bus del servicio de transporte urbano, cierto evangélico fundamentalista se sentó a la par de un pasajero que venía leyendo uno de esos libros con juegos para desarrollar la lógica y la inteligencia. «Perdone, joven. ¿Usted practica alguna religión?», preguntó el cristiano. «Crecí en un hogar católico, pero en realidad no practico», respondió el joven, casi sin levantar la vista del libro. De inmediato el hermano empezó a criticar a los católicos por ser tan pasivos para la adoración, creer en la Virgen, rezarles a los santos y arrodillarse ante imágenes. Luego se puso a hablar de la buena nueva, recitó versículos bíblicos de memoria y conminó a su compañero de asiento a que aceptara al Señor para restaurar su vida y no irse al infierno cuando muriera. Pero el joven, ya cansado de tanta cerradez mental, le dio al cristiano una hoja de papel con el dibujo de un rosario. «Junte las 59 cuentas con cuatro líneas sin levantar el lápiz. A lo mejor así se le abre un poco la mente», le dijo, para después ponerse de pie y caminar hacia la salida del autobús. El evangélico se quedó desconcertado ante la reacción del joven y ante el reto lógico de unir tantos puntos con solo cuatro líneas. Ensayó en su cabeza un par de posibles respuestas antes de rayar el papel, pero la verdad es que no sabía ni cómo entrarle. Tal vez el juego no tenía solución. Tal vez para hallar la solución había que salirse del rosario. Tal vez aquello no había sido más que una estratagema del joven para callarle la boca al molesto hermano. Lo cierto es que ahora el rosario católico entrañaba un misterio adicional, además de los de fe que ya todos conocemos.



Esta entrada fue publicada el 29 de noviembre de 2011 a las 8:28 pm por el autor, cuenta hasta ahora con 4 comentarios, fue clasificada dentro de las categorías Lentes tridimensionales para cíclopes tuertos, Microficción, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , . Siga los comentarios de esta entrada mediante alimentación RSS.
4 comentarios

  • avatar
    Lisa
    29 de noviembre de 2011
    9:23 pm

    jajajajajaja! iiinchi Julio! por si las moscas, me buscaré un dibujo de un rosario y uniré las cincunetaynosécuántas cuentas con cuatro líneassinlevantarlelápiz, nomás por curiosidá! ya te contaré cómo me fue…


  • avatar
    Carlitos
    29 de noviembre de 2011
    10:31 pm

    Muchas veces hemos tenido la mala fortuna de subirnos al bus en horas no convenientes y caemos en la imprudencia, a veces solo a veces se hace sin pensar, perdòn porque yo he sido predicador y el bus su concentraciòn… y el Rosario me lo quedo porque es un arma de fè tan poderosa que una sola cuenta basta y sobra para aumentar mi fè.


  • avatar
    Carlitos
    29 de noviembre de 2011
    10:34 pm

    El personaje que aparece en esta pagina piel morada y peludo lo conozco, trabaja por allì.
    UPPPPSSS lo dije.


  • 19 de diciembre de 2011
    2:08 pm

    la fe como un puñal nos arrebata la esperanza de encontrar a dios. entonces, decidimos jugar un juego mental para crearlo todos los días y así tener una bandera para creer. las 59 cuentas representa un minuto antes del fin…


  • Añadir un comentario

    Su correo electrónico nunca será publicado ni compartido. Los campos que sí es necesario llenar están marcados con un asterisco (*).

    *
    *