Escribir

Exactamente a qué me refería cuando, luego de que un joven me preguntara alguna vez cómo se aprende a escribir, yo le respondí «seguí tu corazón»


«Con objeto de hacer lo que haces [escribir], necesitas caminar. Andando es como te vienen las palabras, lo que te permite oír su ritmo mientras las escribes en tu cabeza. Un pie adelante y luego el otro, el doble tamborileo de tu corazón. Dos ojos, dos brazos, dos piernas, dos pies […seguir leyendo…].

Esta entrada fue publicada el 30 de julio de 2012 a las 10:47 am por el autor, cuenta hasta ahora con 1 comentario, fue clasificada dentro de las categorías Astronauta, científico, bombero, Postexto, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , .