Reporte personal del estado mundial de cosas a unas horas de la muerte de Osama bin Laden


De la serie Astronauta, científico, bombero

Occidente lo llama «triunfo contra el mal». Oriente Medio lo llama «asesinato». Dos guerras, millones de muertes y billones de dólares invertidos quedan justificados. Las armas de destrucción masiva en Irak quedan olvidadas. Obama gana votos. Osama gana el cielo y setenta y dos vírgenes. Los superantiterroristas archimegarreaccionarios prometen seguir luchando contra el terrorismo. Los superantioccidentales ultramegarradicales prometen seguir reaccionando contra Occidente. Porque a toda cruzada le llega su yihad. Pero a todo once de septiembre le llega su primero de mayo. Porque hubo una vez un Víctor Frankenstein llamado CIA, que engendró una vez un monstruo llamado Bin Laden. «It’s alive!», dijo hace unas décadas —en un Afganistán invadido por rusos—. «It’s dead!», dijo hace unas horas —en un Pakistán asediado por talibanes—. Porque las beatificaciones y las bodas reales son mass media. Pero la guerra es más extrema. Y un mundo alerta es más rentable. Retenes, bombas y escáneres en aeropuertos. Tanques, láseres y drones bombardeando montañas. Quelle joie de vivre! Quelle $en$ation! Tal vez solo soy yo y mi yo inconforme, pero celebrar la muerte me parece tan absurdo. Tal vez solo soy yo y mi yo conspiranoico, pero la teoría del complot se me hace hoy tan reveladora. Tal vez solo soy yo y mi yo cínico, pero a fin de cuentas todo príncipe busca su Maquiavelo. Porque pretextos quiere la vida. Tanto como pretextos quiere la muerte.



Esta entrada fue publicada el 4 de Mayo de 2011 a las 12:20 am por el autor, cuenta hasta ahora con 5 comentarios, fue clasificada dentro de las categorías Astronauta, científico, bombero, Imagen, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , . Siga los comentarios de esta entrada mediante alimentación RSS.
5 comentarios

  • avatar
    Ángela Fonseca
    4 de Mayo de 2011
    12:28 pm

    Lo mismo pienso, vos, Julio, la verdad es que yo siempre me creí la teoría de la conspiración, “tan reveladora” como vos decís. Y sí, lo de celebrar la muerte es para matarse, en este mundo tan bizarro y perverso, no cabe esperar más. Un abrazo desde Barcelona. Y por cierto, no soy culé, jejeeje…


  • 4 de Mayo de 2011
    12:48 pm

    Es horrible ver cómo los gringos celebraban en las calles como si hubieran ganado un partido de fútbol.


  • avatar
    Rosario Calderón
    4 de Mayo de 2011
    4:44 pm

    Siento lastima por las victimas del 11S, pero siento aún más lástima por quienes celebraron la muerte de Bin Laden, eso no dice nada bueno de ellos, nooo!! mucho menos de lo que llevan en el corazón 🙁


  • avatar
    Sofis
    5 de Mayo de 2011
    2:49 pm

    sos grande Julius! así me gusta hypertexta al día con las noticias 🙂


  • avatar
    el charly
    5 de Mayo de 2011
    4:21 pm

    Julio Calvo Drago, me llega que siga tu estilo de redacción, al estilo del samurai….un abrazo….


  • Añadir un comentario

    Su correo electrónico nunca será publicado ni compartido. Los campos que sí es necesario llenar están marcados con un asterisco (*).

    *
    *