Fábula del león que sí era como lo pintaban


Lo pintaban como perro, meneaba la cola. Lo pintaban como mono, se desvivía en monerías. Lo pintaban como cordero, se hacía el inocente. Lo pintaban como lobo, perseguía caperucitas. Lo pintaban como león, se decía auténtico. Lo pintaban como camaleón, se decía polifacético. Lo pintaban como pájaro, se sentía en las nubes. Lo pintaban como cucaracha, todo mundo se paraba en él.


Texto incluido en Cero coma cero, página 229.



Esta entrada fue publicada el 19 de diciembre de 2011 a las 11:26 am por el autor, cuenta hasta ahora con 1 comentario, fue clasificada dentro de las categorías Microficción, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , . Siga los comentarios de esta entrada mediante alimentación RSS.
1 comentario

  • avatar
    Carlos
    10 de enero de 2012
    5:01 pm

    Buena perspectiva, a que leoncito azul, era mil caras seguramente, o mil máscaras, o… acaso.
    Sería el disfraz de algún político chapín?…


  • Añadir un comentario

    Su correo electrónico nunca será publicado ni compartido. Los campos que sí es necesario llenar están marcados con un asterisco (*).

    *
    *