El extra terrestre y un actor marciano en otro espeluznante drama sobre la verdadera verdad de la mentira del secreto de la vida


El extraterrestre se acostó en el diván. El psiquiatra, desde su sillón, preparó la libreta de notas. «Me siento un extraño, doctor. A veces creo que no pertenezco a este mundo», se quejaba el alienígena. «Tonterías», dijo el matasanos. «Usted sabe muy bien que eso no es cierto. Lo que veo aquí son los síntomas típicos de un TDPM: trastorno depresivo posedípico megahipotalámico. Tómese una de estas pastillas después de cada comida y lo quiero ver aquí en una semana». «Gracias, doctor», contestó el extraterrestre. «No sé qué haría sin usted», terminó de decir para luego levantarse del diván, despedirse y marcharse del consultorio. El psiquiatra, ya en soledad, se llevó las manos a la nuca, desabrochó un par de botones y bajó un zíper. Entonces se quitó la convincente máscara de humano que llevaba puesta, se acarició ese horrible rostro de troglodita alienófago marciano que en realidad tenía y, con los ojos iluminados por un brillo psicótico, vomitó una carcajada macabra.


Texto incluido en Cero coma cero, página 80.



Esta entrada fue publicada el 16 de April de 2012 a las 10:04 am por el autor, cuenta hasta ahora con 2 comentarios, fue clasificada dentro de las categorías Microficción, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , . Siga los comentarios de esta entrada mediante alimentación RSS.
2 comentarios

  • avatar
    Carlos
    19 de April de 2012
    10:09 pm

    TRISTE REALIDAD TENER MASCARAS TODO EL TIEMPO, LA MIA… SERIEDAD, CUANDO SOY DIVERTIDO, HAAA NO ME ACUERDO, REALMENTE, CUANDO LA EXTRAVIE ESA CUALIDAD, REIR AHORA ME CUESTA MUCHO SOLO VEO PASAR LA FELICIDAD, POR ENFRENTE, SOY ALIENIGENA DE MI PROPIA EXISTENCIA. EXTRAÑO DENTRO DE MI PROPIA EXISTENCIA. HASTA CUANDO, YO DIGO PRONTO, MUY PRONTO.
    BUENA MUY BUENA, JULIO CALVO.


  • avatar
    Diego
    21 de May de 2012
    3:58 pm

    Me ha dado mucho en que pensar…


  • Añadir un comentario

    Su correo electrónico nunca será publicado ni compartido. Los campos que sí es necesario llenar están marcados con un asterisco (*).

    *
    *