Dios es un hacker del futuro
o
De sesgos antropomórficos y otros Neos que se resisten a ingerir la píldora roja


De la serie Ese afán posindustrial de pensar a colores y hablar en blanco y negro

El matemático ruso-estadounidense Edward Frenkel acaba de proponer una hipótesis sobre el origen del universo (de este, por lo menos) que hace que cualquiera se sienta como en una película de los hermanos Wachowski. ¿Lista o listo para ingerir la píldora roja? Según Frenkel, el universo en el que vivimos podría ser una simulación computarizada creada por un programador del futuro. Dicha simulación estaría basada en las leyes de la matemática, lo que explicaría por qué el universo parece conformarse perfectamente a las ecuaciones, los enunciados y los teoremas de dicha ciencia. ¿No termina de tragarse la píldora? Bueno, ¿qué le parece entonces que tres renombrados físicos (Silas Beane, Zohreh Davoudi y Martin Savage) diseñaron un posible método para probar empíricamente la hipótesis de Frenkel? ¿Ya se convenció? Porque yo todavía no. Tal vez me hace falta estudiar un poco más de física y matemáticas para apreciar a plenitud el razonamiento de este estudioso. Tal vez me falta imaginación (lo que sería terrible para un escritor como yo). Tal vez solo soy un emberrinchado Neo que se rehúsa a ingerir la píldora roja. No lo sé. Pero es que, según entiendo, la matemática es un lenguaje que el ser humano ha creado y venido desarrollando a lo largo de la historia para comprender y explicarse el universo que lo rodea. Dicha ciencia es una construcción mental del ser humano para ponderar su realidad. Ergo, la matemática sería un producto del universo, no este un producto de aquella. Por otra parte, me parece que la explicación del singular matemático es una que al final de cuentas explica muy poco. Si fuimos programados por un genio de las computadoras del futuro, ¿de dónde surgió este programador? ¿Se aplican en el universo de él las mismas matemáticas que en el nuestro? Si la respuesta es sí, ¿quiere decir eso que él también fue programado y es producto de otra simulación? Sucede que «computadora» y «simulación» son conceptos que delinean acciones y dispositivos humanos. Y siento que valerse de ellos para explicar el origen del universo es incurrir en el mismísimo sesgo antropomórfico que podemos encontrar en muchos mitos religiosos de la creación. Dicho sesgo consiste en atribuir características humanas a seres no humanos, como cuando se dice que un ser consciente o una inteligencia superior tuvo que haber creado el universo (siendo la conciencia y la inteligencia cualidades que vemos en nosotros mismos). Además, me parece que la explicación de Frenkel viola el más elemental principio de parsimonia científica. ¿De veras es necesario apelar a programadores del futuro y a simulaciones computarizadas para explicar por qué el universo se adecua tan bien a las leyes matemáticas? ¿Acaso las matemáticas no son ellas mismas una explicación del universo, lo que explicaría suficientemente por qué este y aquella ciencia se corresponden entre sí? No sé. Reconozco mi ignorancia en matemáticas y respeto la autoridad de Frenkel en dicho campo. Seguro que este señor debe de contar con elegantes ecuaciones que expliquen su hipótesis. No obstante, creo que habría que ver qué reacciones suscita su idea y, sobre todo, qué resultados aportan los experimentos de aquellos físicos. Mientras tanto, la idea del universo como una simulación computarizada de la realidad (¿qué realidad?) me suena a un simple upgrade de la hipótesis del genio malévolo de Descartes, a una actualización de la teoría de la reminiscencia de Platón o, peor aún, a un sofisticado replanteamiento de la teoría del diseño inteligente (solo que sin fines religiosos, espero).



Esta entrada fue publicada el 17 de February de 2014 a las 6:02 pm por el autor, cuenta hasta ahora con 4 comentarios, fue clasificada dentro de las categorías Ese afán posindustrial de pensar a colores y hablar en blanco y negro, Postexto, y puede ser buscada mediante las etiquetas , , . Siga los comentarios de esta entrada mediante alimentación RSS.
4 comentarios

  • avatar
    Rafael
    19 de February de 2014
    7:07 am

    Caramba!! de ser asi espero que no haya sido en un similar a MsWindows… por que en cualquier momento… “pantalla azul” jejeje


  • 19 de February de 2014
    9:42 am

    Interesantes y plausibles teorías las presentadas en este texto neocientífico. La nada es nada si no está contenida en algo, en algo tan grande con el infinito universo o en algo tan pequeño como nuestra mente, de ahí se deduce, como dijo Buda en un momento de iluminación, que los universos son infinitos, concéntricos y en expansión hacia afuera y hacia dentro. Sigamos investigando aunque nunca podamos llenar la nada. Chentof


  • avatar
    el autor
    19 de February de 2014
    12:03 pm

    Gracias por tu comentario, Tato. Lo ahuevante, además de la pantalla azul, son los antivirus y los reformateos. 😀


  • avatar
    el autor
    19 de February de 2014
    12:05 pm

    Gracias por comentar, Vicente. Veamos qué nuevas hipótesis y conclusiones sacan los científicos. Saludos,


  • Añadir un comentario

    Su correo electrónico nunca será publicado ni compartido. Los campos que sí es necesario llenar están marcados con un asterisco (*).

    *
    *